full

Contacto

Tel: (984) 803 4585
E-mail: info@playasmiles.com

dr-ricardo-en-playa-del-carmen

Cirugia ortognatica + ortodoncia: La solucion a deformidades maxilo-faciales

La cirugía ortognática es un procedimiento quirúrgico que tiene como finalidad mover los dientes y huesos a una posición más adecuada, más estética, más funcional y, por supuesto, más saludable. Esto se logra a través de la combinación de dos especialidades odontológicas: la Ortodoncia y la Cirugía Maxilofacial.

Los pacientes candidatos para la cirugía ortognática, son aquellos que tienen, malformaciones y/o mal oclusiones dentales severas, que pueden ser causadas por exceso o deficiencia en el crecimiento óseo, y no pueden ser corregidas con ortodoncia.

Existen diversas condiciones que pueden ser tomadas como alerta para que el paciente acuda al odontólogo, para que evalúe su caso: mordida abierta, apariencia facial asimétrica, mentón o mandíbula protuberante, incapacidad para cerrar los labios, respiración bucal crónica y dificultad para respirar al dormir, incluyendo ronquidos.

Todos estas patologías pueden ser corregidas de manera eficaz, con la realización de una cirugía ortognática la cual siempre debe ir de la mano con un tratamiento de ortodoncia, preferiblemente previo a la intervención quirúrgica, debido a que si esto no se realiza, sería imposible devolverle la armonía facial y dental a los pacientes que presentan este tipo de patologías.

Cirugía de mejillas (Bichectomía)

La bichectomía es un procedimiento quirúrgico de invasión mínima, cuyo objetivo es reducir el volumen de las mejillas, retirando unas bolas de grasa que se encuentran dentro de estas, dando como resultado un rostro mas fino y angulado. Se realiza con anestesia local, no requiere encame, puede volver a sus actividades habituales en 48 horas.

bichectomia
cirugia-de-terceros-molares

Cirugía de terceros molares

La cirugía de tercer molar es un procedimiento que consiste en retirar dichos molares a través de una cirugía de invasión mínima, con anestesia local y que, con algunos cuidados, el paciente puede volver a sus actividades habituales entre 24 a 48 horas.